Aventura, confianza y evolución como simbología de marca

 

El trabajo realizado para Fernando Sendra consistía en renovar la imagen de marca pero manteniendo su esencia. La empresa se dedica al mundo de las experiencias en el entorno natural. Con años de experiencia en turismo activo en la zona de la Comunitat Valenciana. Por tanto, ofrece profesionalidad y genera confianza en los clientes.

También se dedica a la formación, tanto de deportistas como de equipos de alto rendimiento. Se apuesta por valores como el conocimiento, las emociones, la gestión del tiempo y los recursos, así como el buen ambiente laboral y buscar el equilibrio entre productividad y bienestar en el trabajo.

Es una empresa con una filosofía y unos valores bien definidos que se transmiten en todas las vertientes en las que se trabaja. Donde el entorno natural, tanto de mar como montaña, siempre está presente.

Para la renovación de la imagen de marca se ha apostado por una combinación de tipografías. Por un lado, la palabra Fernando está en mayúsculas y es de estilo sans serif, gruesa e impactante. Se ha empleado en referencia a la parte de turismo activo, para transmitir emoción y aventura. Por otro lado, la tipografía caligráfica que se utiliza en la palabra Sendra refleja experiencia y cercanía. Haciendo referencia al trato humano y emocional que caracteriza a Fernando como profesional.

En cuanto a los iconos o símbolos cabe destacar 3 figuras: Por un lado la brújula, que a su vez es un círculo (transmite confianza, lealtad, fortaleza, deporte, aventura y orientación en equipo), en segundo lugar el círculo (que refleja equipo, unión, vida, naturaleza, integridad y estabilidad) y por último la flecha (en referencia a marcar dirección, implicación, movimiento, conocimiento y señal de avanzar).

Los colores marcan las distintas vertientes del proyecto

 

Para el restyling de Fernando Sendra apostamos por jugar con los colores. La marca principal, la que engloba todas las vertientes, sería la de color negro. Este representa clase, estilo, seriedad y sofisticación. 

Se han dividido los colores por vertientes. Es decir, el amarillo para la formación, el verde para las experiencias, el azul para equipos y el naranja para proyectos.

Cada uno de estos colores hace referencia a distintas emociones y significados.

Amarillo: inteligencia, intelectualidad y emociones. También luz solar, poder, acción y simboliza fuerza y estímulo. Así como confianza, optimismo y fortaleza emocional.

Verde: simboliza naturaleza y crecimiento. Puede representar nuevos comienzos y desarrollo, también renovación y abundancia.

Azul: el color de la sabiduría. Evoca la inteligencia, confianza y serenidad. También eficiencia, lógica, reflexión y calma.

Naranja: Evoca tranquilidad, calidez y comodidad. También seguridad, abundancia y diversión. Simboliza entusiasmo y posee fuerza activa, radiante y expresiva.

 

En este trabajo también se han realizado diferentes implementaciones de la marca en distintos formatos. Como pueden ser polos, tarjetas de visita, gorras y carteles promocionales.

Además de esto también se ha trabajado la página web, siguiendo los mismo criterios de marca, y la gestión de las redes sociales.

 

Abrir chat